Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Jesica Blancas, secretaria de Finanzas

“mi tarea es ahorro y manejo

transparente de los recursos”

 

Por Carlos Camacho

 

Da un sorbo a su taza de café, toma el lápiz, se apoya en la manteleta de papel y como en la escuelita, comienza a ilustrar al reportero.

En junio y julio hemos realizado encuentros regionales con los 84 presidentes municipales y sus tesoreros y encargados de obras públicas, para explicarles cómo deben hacer las cosas, para que sus gobernados, al final no les reclamen y vean que el manejo de los recursos se ha hecho con claridad y transparencia. De lo contrario “pueden ir hasta a la cárcel, si actúan mal”.

Pero eso no sólo lo hacemos con los alcaldes, también con los funcionarios del gobierno de Omar Fayad, porque tenemos clara la encomienda:

Ahorro y manejo transparente de los recursos públicos.

Agosto, fue aprovechado para “armar” la documentación necesaria de modo tal que a la hora de plantear los requerimientos financieros del estado, a través del gasto de operación y el gasto de inversión para el próximo año, cuadren con nuestras necesidades.

Hay que recordar que para el ejercicio 2018, el poder ejecutivo estatal recibió 42 mil millones de pesos, más alrededor de siete mil millones de recursos extraordinarios.

Este año, el panorama podría ser semejante, pero ahora dependerá de la nueva realidad política del país, pues a partir del primero de diciembre, habrá un presidente distinto al que gobierna todavía, con un Congreso de la Unión mayoritario a su favor y 17 congresos locales, distintos al PRI.

Hidalgo, no escapa a esta realidad y de los tres senadores de la República, dos son de Morena y una del PRI; los siete diputados federales que en la pasada legislatura eran del PRI, ahora son de Morena y de los 30 diputados locales, cuya mayoría era priista, ahora es de Morena (17-13).

-¿Esa realidad podría afectar en una baja de recursos para Hidalgo en el 2019?

-yo esperaría que no. Yo soy técnica, me avoco a plantearles a los alcaldes, a los funcionarios y a los legisladores, técnicamente, sobre las necesidades del estado y en esa medida planeamos el presupuesto de egresos y nuestras necesidades. Entonces, el balón hoy está en la cancha de los diputados.

Este mes, septiembre, es de reuniones con los legisladores federales para explicar cada uno de los rubros en los que se requiere inversión para que el estado avance; octubre y noviembre serán de reuniones con los diputados locales para analizar el gasto de operación y en diciembre la comparecencia para que se busque que juntos gobierno y legisladores empujemos en un mismo propósito: más recursos para Hidalgo.

En el camino, habla de la deuda, que ha generado opiniones encontradas, algunas tendientes a acusar al gobierno de querer endeudar más al estado; de un supuesto ahorro pero a costa del despido de cientos de trabajadores, de ausencia de inversiones y desarrollo en la entidad.

Recuerda la anécdota:

Yo estaba en la ciudad de México, y previo a una cita en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el gobernador, Omar Fayad, me llamó y me preguntó por qué la renegociación de la deuda y por qué a 20 años y no a 15 o 30, que eran otras dos opciones.

Me puse a redactar un breve documento para explicarle:

Antes de hablar de deuda, refinanciamiento o todo lo que tenga que ver con este tema, nos tiene que quedar bien claro que a todos: ciudadanía, medios de comunicación y gobierno, que el único objetivo que tiene el gobernador es el ahorro.

Ok, ahora ya con este antecedente y teniendo esto en mente hablemos de tres momentos:

Uno.- para poder hacer lo que halamos anteriormente, tuvimos que crear la Ley de Deuda para el Estado de Hidalgo y eso fue posible bajo el consentimiento del Congreso.

Dos.- El segundo paso requerimos nuevamente solicitar el permiso del Congreso para invitar a todo mundo, llámese bancos, casas de bolsa, empresas consultoras; es decir, a todos los que se dedican a estos temas financieros, para que nos ofrezcan la mejor opción del mercado financiero y para eso había que presentarle al Congreso 5 puntos.

 

 Monto de la deuda: 5,169 millones de pesos.

La necesidad de hacer esto, ya que venimos pagando cada vez más intereses:

2016 por el servicio de deuda se pagaron 600 millones de pesos; 2017, 720 millones y 2018, se pronostica que sea de 800 millones de pesos.

De qué se debe: terrenos para la refinería de Tula (que no se hizo) 1,234 millones de pesos; terrenos del altiplano, donde se instalaría una planta de la BMW y no llegó, 477 millones de pesos, Fonden (huracán Ingrid) 287 millones de pesos; saneamiento (complemento huracán, fondo re recuperación y pasivos de obra) 1,693 millones de pesos; y, refinanciamiento, 1,478 millones de pesos.

¿Qué queremos?, añade en su documento.

El destino del refinanciamiento es liquidar los cinco créditos vigentes (que están registrados ante la SHC P) y crear uno sólo que sea más barato y genere ahorro. Para ello se analizaron modelos de otras entidades y de ahí se decidió un refinanciamiento a 20 años ¿por qué? Significa que a menos plazo las tasas aumentan y el ahorro disminuye considerablemente.

“Si llega un gobernador que te dice ´el banco que traes contratado para tu asa (perdón el Estado es casa de todos y esto nos compete a todos) te está cobrando 600 millones de pesos de intereses y esto, año con año en promedio sube caso 100 millones de pesos, yo como gobernador te propongo una opción que te va a cobrar menos de intereses.

Por eso, en un principio dije “no perdamos de vista el objetivo del gobernador, que es el ahorro.

Con esta amplia explicación, Jesica Blancas, justifica las acciones tomadas para hacer menos pesada la carga por los adeudos contraídos.

-Pero, insisto, pareciera que en ese plan de ahorro también se sacrificó al personal que laboraba en las diferentes dependencias del gobierno que hoy se quejan de insensibilidad del gobierno para echarlos a la calle…

-No Carlos. El gobernador, desde que llegó, se dio cuenta que teníamos un aparato burocrático obeso y lo que hizo fue reducirlo. Especialmente, anuló la famosa nómina especial, en la que incluían a personas que cobraban doble, a las que cobraban sin trabajar y que eran una carga financiera para el gobierno. Eso se acabó.

-¿De verdad se acabó? Porque yo entiendo que se reabrió, aunque de manera más discreta.

-No veo por dónde, yo no les he dado un peso para ese rubro. A menos que los funcionarios sacrifiquen recursos de algunos programas para alimentar la que dice usted es la nómina especial. Cosa que, puede afirmar, no ocurre.

Niega en la charla que haya una persecución en contra de la anterior administración, pero sí reconoce que el gobierno de Francisco Olvera dejó muchas deudas, “muchos huecos” que a la nueva administración le ha tocado tapar.

Y contra opiniones de opacidad y mal manejo de los recursos financieros en la actual administración, muestra gráficas, indicadores que colocan al área de finanzas del gobierno de Hidalgo entre las mejor calificadas en el país.

Por ejemplo, entre los estados con indicadores de eficiencia administrativa del 2017, Hidalgo ocupa el segundo lugar con 90-5 de eficiencia, apenas por debajo de Aguascalientes que logró un 98 por ciento. Y, por encima de Sinaloa, Querétaro, Baja California, Quintana Roo, Jalisco y Morelos, que se ubican entre los mejores ocho del país con alto promedio de eficiencia administrativa.

Otro indicador que presume es el de la tasa de crecimiento del gasto presupuestado para el Poder Judicial en 2018 respecto a lo ejecutado en 2017, Hidalgo ocupa el tercer lugar con 15.1 por ciento, debajo de Coahuila y Chihuahua.

Con estos ejemplos y el trabajo de ir convenciendo a alcaldes, funcionarios municipales, estatales y legisladores, Jesica Blancas, sostiene que su principal función es cumplir con las metas de ahorro y manejo transparente de los recursos.

“las cuestiones políticas, se las dejo a los políticos. Yo soy técnica y así se lo explico a los alcaldes a quienes los hago sentir como los papás de sus gobernados y su responsabilidad es darles bienestar a todos. Además les insisto en que hay que cambiar el concento: no somos funcionarios, somos servidores públicos y nuestra tarea es brindar desarrollo y bienestar a nuestros hijos, que son los habitantes del estado, del municipio, quienes al final nos calificarán por nuestro desempeño, como ya lo hicieron en el país el pasado primero de julio”, dice para finalizar la charla.

 

 

 

vl 765 / CARTOON

Opinión BALCÓN POLÍTICO  04/08/20

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 042010060312465100-102. Ingenieros Metalúrgicos #121, Fraccionamiento Tiro Tula, Pachuca, Hgo.